REIKI

Hoy en día el Reiki ha ido pasando de generación en generación y no siempre se ha transmitido según la forma original, existiendo en la actualidad muchas variaciones, diferentes interpretaciones e inclusive, realizándose graves alteraciones originadas por el afán de comercializar esta milenaria forma de sanación.

Fui iniciado y continué mi preparación hasta la maestría por los Maestros Geni García Martín y David Romera Raya, en un enclave maravilloso y mágico que la Escuela Sanamantra tiene en San José (Almería).

Desde el mismo momento que entré por la puerta sabía que mi vida había cambiado. Me encontré con dos dulces sonrisas que me dieron un abrazo y con solo oírlos mi alma encontraba paz y sosiego. Durante la formación en este primer nivel descubrí que mis antepasados ya practicaban el Reiki; fui dándome cuenta de que aquello que hacía mi abuela no era nada raro, que aquello que continuó haciendo mi tía Angelines tampoco era nada raro. Comprendí como todo el AMOR que ellas ponían en ayudar a otras personas, al salir por sus manos, se hacía llamar Reiki. Comprendí todo eso y entonces supe porqué había llegado allí o más bien porqué el Reiki se había cruzado en mi camino.

Vayan desde estas líneas mi reconocimiento y cariño a mis maestros, Geni y David, por haberme ayudado en este camino.

Antes de entrar en materia quiero agradecer a todos aquellos que han escrito y publicado los distintos manuales, en los que me he basado para personalizar este que ustedes tienen en sus manos. Agradeciendo de forma efusiva, nuevamente, el que mis Maestros Geni y David, me entregaron en mi iniciación, el cual he utilizado como guía y del que he sacado la mayor parte de esta información.

Queridos Maestros:

Gracias, muchas gracias, por haberme enseñado el camino de la LUZ.